DEMASIADO OCUPADO…

Habéis tenido esta sensación alguna vez? Evalúas una situación más o menos desde fuera, haces una propuesta de mejora y el “receptor” está tan metido en el proceso que no avanza que no tiene tiempo de valorarla. Así es, pasa muy a menudo en muchos ámbitos del entrenamiento. Uno de los principios del entrenamiento es la VARIEDAD. Hay deportistas que no quieren salir de unas rutinas donde están cómodos pero son conscientes de que no están mejorando, aunque se agarran al “tampoco estoy mal”.

El truco está en hacer pequeños cambios, llamadas de atención, pequeños retos, juegos, actividades divertidas y sobre todo, en saber exactamente qué quiere y hasta dónde quiere llegar.

A por ello…

1424399_710528718988534_3389016688449802752_n

Anuncios